domingo, 14 de julio de 2013

Babyssiting, barbacoa y niña mal criada.

Hace un par de semanas mi amiga Petra me invito a pasar este fin de semana en su casa, su host family se marchaba fuera así que podíamos aprovechar para cenar unas pizzas, beber algo y disfrutar del jacuzzi y la piscina climatizada, sí, su familia vive en una casa con jacuzzi y piscina. Yo encantada con el plan hasta que mi host mum me dijo que me tocaba trabajar todo el finde, 24 horas non-stop como a mí me gusta.

He entrado a trabajar a las dos de la tarde, en casa sólo estaba la niña mayor pues los dos pequeños estaban en una fiesta de los scouts, los padres me han dejado las instrucciones y se han marchado a Londres que mañana tienen un carrera. 

Hemos pasado la tarde en casa, la niña a lo suyo y yo a lo mio, el problema a venido cuando ha llegado la hora de ir a recoger a los pequeños. Como he dicho anteriormente estaban pasando el día en una fiesta de los scouts y a partir de las seis y media los padres podían recogerlos y disfrutar todos juntos de una estupenda barbacoa. Pues bien, la niña a dicho que ella no quería ir, le he contestado que yo tampoco pero que teníamos que ir, pasando del tema que no quiere ir y punto, que su madre le deja quedarse en casa. Llamamos a la madre, madre que intenta razonar con la niña, madre que no lo consigue, pasa el teléfono al padre, padre que intenta razonar con la niña y le dice que recapacite, padre que cuelga. Niña que dice que ha recapacitado y sigue sin querer ir, aupair que vuelve a llamar al padre, padre que vuelve a intentar razonar con la niña, niña que se sale con la suya y se queda en casa toda la tarde.

Sinceramente estos padres no saben pararles los pies a sus hijos, sinceramente me gustaría ver como se las apañan cuando la niña tenga 15 años y quiera salirse siempre con la suya. Me ha cabreado bastante el temita porque la niña se ha quedado con la sensación de que me ganaba la partida, pero vamos poco me importa, yo me voy en tres semanas los que van a aguantar sus tonterías de maleducada son sus padres.

Así que he cogido al perro y rumbo a la dichosa barbacoa que como comprenderéis no me hacía ninguna gracia, pues a parte de mis host kids no conocía a nadie más. Y si hay una palabra que pueda describir como me he sentido en la barbacoa es weird, no sabía que hacer, dónde ir o con quien hablar. Cada familia sentada en una mesa, yo que no sabía si sentarme sola o quedarme de pie, el rato que hemos estado comiendo mis niños se han sentado en el suelo con un amigo y yo me he acoplado. Por suerte una hora después de llegar a la bbq mis niños estaban agotados y querían volver a casa. Y a lo mejor es que yo soy tímida y tal, pero ir a una fiesta en la que no conoces a nadie, que cada familia esta sentada en una mesa y tu no sabes donde ubicarte....

Una vez hemos vuelto de la barbacoa hemos estado viendo una peli y luego a la cama todos. Mañana los padres no vuelven hasta después de comer así que a ver si consigo que los niños salgan de casa, pero conociéndolos acabaremos viendo la tele toda la mañana.

2 comentarios:

  1. Bua, a mí me hubiera pasado lo mismo..odiio esos momentos en los que no se sabe qué hacer ni con quién hablar ni cómo actuar...Son lo peor...Y vaya con tus HK y con sus padres...madre mía la de cosas que van a tener que aguantar cuando tengan edad adolescente, como dices tú!

    Ánimo! Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. la verdad es que al final fue solo una hora, pero que mal rato jaja, no sabía donde meterme.

      bsicos

      Eliminar