viernes, 19 de abril de 2013

Como te digo una co te digo la o

Lo primero de todo deciros que ya tengo dirección de correo electrónico para el blog, allí podéis enviar vuestras dudas, críticas o sugerencias, mientras sean desde el respeto y con educación siempre serán bien recibidas y contestadas en el menor tiempo posible.

Desde hoy quedo a vuestra disposición en el blog y en el mail aupairnovataenuk@gmail.com.

Volviendo al titulo de la entrada igual que os cuento cuando mis niños me vuelven loca es justo que os cuente cuando tienen detalles que hacen olvidar los malos momentos, pues al fin y al cabo ser aupair es una experiencia más y como todo en la vida lo mejor es quedarse con los buenos momentos y olvidarse de los malos.

Esta semana he pasado con los niños más tiempo del habitual, mi host mum ha estado liado y a mí me ha tocado limpiar menos y estar más con los niños. Ayer en concreto me tocaba recogerlos del colegio y pasar la tarde con ellos hasta que viniera la madre. En principio la madre iba a volver a tiempo para hacerles la cena, pero la tarde pasaba y la madre no aperecia así que a eso de las siete decidí buscarme la vida y hacer algo sencillito y rápido para cenar. Al poco de cenar llego la madre así que ya me quede a terminar la cena y una vez hubieramos cenado todos me volvia para mi cuarto. Pues bien la sorpresa vino cuando me fui a despedir, Tom el mediano vino y no solo me dio las gracias por haber hecho la cena y haberlos cuidado toda la tarde sino que además me abrazó. Puede parecer una tontería insignificante pero ese pequeño abrazo significó mucho para mí, especialmente viniendo de Tom, es un chico que en tres meses jamas había tenido una muestra de afecto conmigo, no porque no lo tuviera, se le nota que es timidez más que otra cosa.

La madre flipo tanto como yo cuando vio al niño abrazarme y agradecerme el estar con ellos, y esta mañana hemos estado comentandolo, agradezco un montón el detalle del niño, más sabiendo que timidillo para esas cosas y que muc has veces quiero matarlos pero cuando tienen estos pequeños detalles se me olvida todo.






7 comentarios:

  1. Jajajaja, en la libreria babel estaba sonando la canción de sabina del mismo titulo que tu articulo hace cinco minutos, mira que casualidad..., respecto a lo otro que mono tom!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabia yo que ibas a comentar algo del titulo jeje

      Eliminar
  2. Te entiendo perfectamente..no es una tontería eso que dices! Ami también me ha ocurrido que los niños han venido a darme las gracias o a darme abrazos y ratos antes se hayan estado ''peleando'' y volviéndome algo loca jaja.
    Cuanto tiempo llevas allí? Estás bien allí?
    No he podido leer mucho como llevas tu estancia pero en breve me pondré al tanto! Te espero en mi blog, otra Au Pair pero en París:)
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hola!!!

      Pues llevo unos tres meses y medio, en general estoy bien, si vas leyendo el blogs verás que no todo han sido momentos bueno y he tenido algún pequeño problemilla con la familia pero todo se ha solucionado sin problemas y ahora estoy genial.

      Me paso por tu blog.

      bss

      Eliminar
  3. Hola!! Qué ilusión tienen que hacer esos detalles, no me extraña que se te olvide todo...Los niños dan mucha guerra pero cuando se ponen cariñosos son para comérselos!
    Te sigo leyendo! Un besito!

    Ah, por cierto, el gatito de abajo es tuyo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!

      La gatita blanca de abajo es Honey, esta en adopción en la protectora de gatos con la que colaboro (http://zaragatos.wordpress.com ), la recogimos de la calle y estuvo un tiempo de acogida en mi casa, pero se llevaba muy mal con uno de mis gatos y tuvieron que buscarle otra casa de acogida.

      Gracias por leerme!!

      Eliminar
  4. Ay qué pobre :(
    A mí me gustaría poder participar en acogida, pero mi gata Chloe es una arisca...¬¬ jaja

    ResponderEliminar