viernes, 1 de marzo de 2013

Spanish teacher

Ya podemos decir que soy spanish teacher, tener dos alumnos que me pagan por enseñarles español me acredita como tal ¿no?.

Ayer tuve la primera clase y la verdad todo fue bastante mejor de lo que pensaba, los nervios pronto quedaron a un lado y me quede bastante contenta con el resultado pues nunca me ha gustado especialmente lo de enseñar, no tengo mucha paciencia para eso pero después de todo no se me da tan mal. Mis alumnos son Jamie y Cheryl, ambos 23 años y principiantes en esto del español y bastante simpáticos, me hicieron sentir cómoda dando la clase.

Pero vamos a empezar por el princpio, que tela lo que me cuesta llegar hasta su casa. Unos diez o quince minutos andando a la parada de bus, para más tarde hacer transbordo y coger un segundo autobus, vamos que salí de mi casa a la 1.30h y llegue a la suya a las 15.00h y lo mismo para volver. El problema es que  no viven tan lejos como pueda parecer, esta ciudad es pequeña, pero entre que ellos viven en la parte este y yo el la noroeste y que el servicio de autobuses de esta ciudad es pésimo pues hora y media de viaje. De servicio de autobuses quiero comentar que son muy puntuales, pero con poca frecuencia y malas combinaciones, pero se agradece la puntualidad, sabes a que hora pasará por tu parada y a que hora llegará a destino, algo es algo.

A pesar de perder tres horas entre autobuses para dar una sola hora de clase he decidido que lo voy a seguir haciendo, no me supone ningún gasto económico pues tengo abono trimestral del autobús incluido en mi sueldo de aupair, lo único que pierdo es tiempo que segurmante de no ir a dar la clase invertiria en ver la tele o leer, así que prefiero dar la clase, me saco un dinerillo extra y práctico mi inglés, porque al tener nivel cero de español tengo que comunicarme con ellos en inglés. 

Respecto a lo del voluntariado en el Santuario de animales mañana si no sale muy mal día intentaré acercarme a conocerlos e informarme de como puedo colaborar, así que otra nueva aventura en el autobus. Es estupendo cuando subes a un autobús para bajarte en una zona que no conoces, en una parada que no sabes cuál es, pero de todo se aprende y ayer llegue a destino sin problemas.

Y si clase de español me hizo sentirme bien conmigo misma ya vinieon despues mis host kids y se encargaron de cabrearme hasta limítes insospechados. No os voy a aburrir con la historia , pero a grandes rasgos os cuento que hubo: niños que ya estan alterados cuando llega la aupair, niños que quieren cenar en el sofa viendo la tele, aupair que dice que a cenar a la mesa y sin tele, niños que dicen que nanay, aupair que se adueña del mando de la tele, niños que acaban cenando en el sofa pero sin tele, niños que gritan  y tiran cosas al suelo para desquiciar a la aupair, aupair que a estas alturas quiere soltar un par de bofetadas (bien merecidas) a cada niño, niños que siguen tocando la moral, ignorando todo lo que dice la aupair, aupair con muchas ganas de coger la maleta y pasar de los niños y su puñetera madre, niños que no se van a dormir a su hora, madre que vuevle a casa, aupair esperando para recibirla y hablar con ella antes de nada, aupair que le explica a la madre que o los niños la respetan o esto no va a funcionar, bronca para niños,  gritos, lloros, algún "i´m sorry" para la aupair (obligados por la madre), madre que pide disculpas por el comportamiento de sus niños y manda a la aupair a descansar que mañana será otro día, niños que al día siguiente parecen un poco más calmados, madre que promete que cuando venga el padre tendrán una nueva charla con los niños para hacerles entender que en su ausencia la responsable es la aupair y respetan sus decisiones.

No quería aburriros con la historia pero os he contado casi todo al final, en resumen que me desquiciaron de mala manera,  yo entiendo que son niños y son desobedientes por naturaleza, pero o aprenden que a mi se me respeta o no tengo problema en coger la puerta. Y quizás la culpa sea mia por no saber hacerme respetar, normalmente manejo sus pataletas pero lo de ayer llegó a un punto que no es normal.

Y si ayer tenia unas ganas enormes de irme hoy por fin me han pasado las fotos de Londres y al verlas me he preguntado ¿cuándo volvere a tener esto al alcance de a mano? pues seguramente nunca, así que supongo que a pesar de todo merece al pena la experiencia.

No podía faltar la foto en la cábina de tfno.


Maravillas del British Museum



Me encanta ir caminando y cada dos pasos encontrar un musical

Buckingham palace de noche

Desde la entrada de la National Gallery






1 comentario:

  1. Hola!!

    He estado mirando tu blog y me preguntaba cómo conseguiste personas que quisieran recibir clases de inglés y lo del voluntariado con animales. Estaba muy interesada en el tema.

    De antemano, muchas gracias preciosa.

    ResponderEliminar