domingo, 3 de marzo de 2013

Llego marzo ...

... y con él un nuevo mes en Inglaterra, ya van camino de ser dos los meses que llevo aquí y parece que aterricé ayer, pero desde entonces muchas cosas han cambiado. Parece que mi inglés es un poco (y digo un poco) mejor, ya conozco mi ciudad, subo a un autobús y no me pierdo, tengo un grupo de amigas, siempre hay algún plan para el fin de semana, enseño español a dos ingleses, he visitado Londres un par de veces, en breves habrá una tercera, andar y el autobus se han convertido en mi principal medio de transporte, desde que llegué he cogido más trenes que en toda mi vida, mi cerebro sigue sin acostumbrarse a las libras pero parece que ya entiende que aquí conducen por la izda, mi cuerpo se ha acostumbrado a las nubes y el día que hace sol algo en mi interior me obliga a salir a la calle, pasear, disfrutar del sol, no sabemos cuando será la próxima vez que se digne a aparecer..

Respecto al fin de semana ha sido bastante tranquilito, el viernes las chicas se fueron a Brigthon pero yo decidí quedarme en casa y aprovechar para estudiar. Y bueno, algo estudie, repase el vocabulario de inglés de las últimas clases y adelante medio tema del master de Secretariado, luego me llamaron por Skype y mis buenas intenciones quedaron en el olvido. El sábado me levante prontito, porque entre que estoy acostumbrada a madrugar entre semana, que aquí no existen las persianas y entra la luz en cuanto amanece y que el padre decidió sacar prontito el coche del garage (recordemos que duermo encima del garage), pues no hay manera de dormir tranquila. Dedique la mañana a vaguear y bajar al Tesco a comprar, por la tarde baje al centro con Marine y Sofía, dimos un paseo y fuimos de tiendas. Cogiamos el autobus de vuelta a las 18,30h pero a las seis ya no sabiamos donde meternos, todo cerrado, ni una tienda abierta y eso que era sábado. Al volver a casa toco un rato de babyssiting, esta vez sin problemas ni conflictos.

Hoy domingo Sofia y yo nos hemos acercado al Santuario donde tenía intención de colaborar y finalmente no creo que lo haga. Para empezar necesitan alguien que se comprometa a subir un día a la semana todas las semanas, yo no puedo comprometerme porque mis horarios cambian, poco, pero a veces lo hacen. Y por otra parte tampoco me ha gustado el estado en el que tenían a algunos de los gatos. Así que sigo en busca de entidad sin animo de lucro en la que colaborar, me han sugerido ayudar en alguna "charity shop", las hay a cientos por aquí, pero no me veo "trabajando" de cara al público, al menos de momento.

En un par de semanas nueva visita, ya os contaré quien viene esta vez.

Gracias por leerme!!!!





Algunos de los animales del Santuario.


Mis últimas adquisiciones en "charity shops"

Las botas os comente me había comprado la semana pasada en Twenty One.

Un par de fotitos de Brighton

1 comentario:

  1. Para mi los dos primeros meses siempre son los más duros. Es otro PAÍS por el que tienes que aprender a moverte, conocer las calles, los buses...y sobretodo el tema idioma; a mi ya no me pasa porque estuve en Francia 1 anio, pero recuerdo que cuando estuve en Lyon los dos primeros meses no pude ni hablar bien de la verguenza! A partir de ahi todo es cuesta arriba y he mejorado una barbaridad! Los zapatos parecen calentitos :p

    Aqui a las 6 tmb pliega todo..a veces voy a un centro comercial donde todo cierra a las 8. Ahora con el frio es un poco amargante pero cuando sea verano todo se verá diferente porque habrá ganas de hacer otras muchas cosas !besos desde Luxemburgo!

    ResponderEliminar